Accesorios imprescindibles para acampar con hamaca

Accesorios imprescindibles para acampar con hamaca

Seamos sinceros: lo peor de ir de acampada es tener que dormir con un terreno irregular bajo tu espalda.

Para ser justos, la experiencia de dormir en el suelo puede ser maravillosa... suponiendo que tengas un buen terreno para montar la tienda y no tengas que preocuparte por el agua, las raíces que se clavan en tu espalda o las piedras que se te clavan al dormir.

La acampada en hamaca es la forma ideal de acampar. Te aleja del suelo, te mece para dormir y, en general, te hace sentir aventurero. Puedes visitar nuestra sección de hamacas especiales para acampar.

Una vez que lo hayas probado, no querrás volver a acampar en el suelo. Además, ahorrarás mucho espacio en tu equipaje. Las hamacas son ligeras y fáciles de empaquetar. También son mucho más fáciles de montar que una tienda de campaña, y proporcionan el mejor descanso nocturno.

Pero para garantizar una experiencia de acampada óptima, necesitas los mejores accesorios para tu hamaca para mantenerte caliente, cómodo y protegido de los insectos y los elementos.

Tienda de campaña vs. Hamaca de acampada: ¿Cuál es la diferencia?

Las principales diferencias entre la acampada en tienda y en hamaca son el refugio y la cama. Para acampar en una tienda de campaña, tienes que encontrar un lugar ideal para montar la tienda, preferiblemente un terreno llano y seco, sin rocas ni raíces de árboles. Luego hay que dedicar tiempo a montar la tienda.

Para acampar en una hamaca, sólo necesitas dos árboles que estén lo suficientemente separados como para colgar tu hamaca cómodamente. Y así podrás colgar tu hamaca fácilmente en unos minutos.

También puedes añadir accesorios para transformar tu hamaca en una tienda de campaña que te proporcione el mismo refugio que una tienda normal, pero con un lugar mucho más cómodo para dormir.

Ventajas de la acampada en hamaca frente a la acampada en tienda

Beneficios de acampar en hamaca frente a la tienda tradicional

En comparación con las tiendas de campaña, las hamacas son más cómodas, agradables y fáciles de montar y desmontar.

Éstos son algunos de los muchos beneficios de la acampada en hamaca.

Dormir mejor

¿A quién no le apetece que lo acunen suavemente para que se duerma?

Las hamacas permiten dormir mejor que en una tienda de campaña. Hay muchos factores que pueden perjudicar tu sueño (y tu espalda) en una tienda de campaña. Puedes dormir sobre una roca, una raíz de árbol, una pendiente o un suelo húmedo.

Pero al acampar en una hamaca, nunca más tendrás que preocuparte por el estado del suelo.

Cuando una hamaca está bien montada, tendrás el sueño más cómodo y reparador que jamás hayas experimentado en una acampada.

Aire fresco

Dormir en una hamaca proporciona más aire fresco y ventilación que una tienda de campaña, incluso si las ventanas de la tienda están abiertas. Te dormirás y te despertarás respirando aire fresco.

Esto hace que las mañanas sean aún mejores, ya que no tendrás que preocuparte de que se te caliente la tienda una vez que haya salido el sol. En lugar de salir corriendo de la tienda medio dormido y sudoroso, podrá despertarse relajado y cómodo, disfrutando de las vistas y los sonidos de la naturaleza.

La misma protección

Con la gran variedad de accesorios de hamaca disponibles, puedes ir de acampada en hamaca con el mismo refugio, protección y privacidad que ofrecen las tiendas de campaña, pero con las ventajas añadidas de dormir en una hamaca.

Y dependiendo de la estación del año, puedes ponerte una capa o dejar otra, para estar siempre cómodo sin importar el tiempo o los bichos.

Comodidad

Las hamacas son mucho más fáciles de transportar y montar que las tiendas de campaña. Son ligeras, portátiles y, a diferencia de las tiendas, son algo más que un lugar para dormir.

Puedes utilizar tu hamaca como una silla mientras pasas el rato en el campamento. O bien, utilizarla como un lugar cómodo para descansar y leer un libro.

Los tipos correctos e incorrectos de hamacas para acampar al aire libre

Aunque son aceptables para colgarlas en el jardín, las hamacas de cuerda con barras de separación no son ideales para acampar. Son aparatosas y difíciles de empaquetar y transportar. Y son incómodas para dormir toda la noche.

Las barras de separación perturban el centro de gravedad natural de una hamaca, por lo que correrá más riesgo de volcarse durante la noche. También hace que la distribución del peso sea menos uniforme.

Así que cuando vayas a acampar en una hamaca, asegúrate de utilizar una hamaca ligera, duradera y de secado rápido sin barras de separación que sea fácil de empaquetar, como una hamaca de camping hecha con el mismo material que los paracaídas.


Artículos imprescindibles para acampar con hamaca

Hamacas con mosquitera

Hamaca con mosquitera

Los mosquitos pueden ser la pesadilla de cualquier campista. Y si piensas dormir al aire libre en una hamaca, te convertirás en un festín para los mosquitos sin la protección adecuada.

Una gran opción dos en uno es llevar una hamaca con mosquitera. No sólo es un excelente sustituto de la tienda de campaña, sino que es una opción ligera, compacta y duradera para tus necesidades de acampada en hamaca. ¿Y lo mejor? Esta hamaca viene con un mosquitero adjunto para que puedas dormir tranquilamente y sin picaduras.

Si ya tienes una hamaca sólida para acampar, deberías considerar la posibilidad de conseguir un mosquitero para tu hamaca. Te lo agradecerás después cuando no estés cubierto de pies a cabeza de picaduras de insectos.

Busca mosquiteras que tengan una red superfina para mantener alejados incluso a los bichos más pequeños. Y considera la posibilidad de utilizar redes completas que ofrezcan una protección contra los insectos de 360 grados. Las redes completas tendrán cremalleras en los laterales para poder entrar y salir de la hamaca con facilidad.

Correas y suspensiones

Si vas a colgar una hamaca, necesitarás el equipo para colgarla. Para acampar en una hamaca, las correas para árboles son el mejor equipo para instalarla rapidamente.

Simplemente envuelve las correas alrededor de dos árboles que estén a una buena distancia para que tu hamaca pueda colgar con un poco de holgura (suspendida en un ángulo de unos 30 grados) y a una altura cómoda para sentarse desde el suelo.

La distancia ideal entre los árboles (dependiendo de la longitud de tu hamaca) es de 4 / 5 metros. Pero si tienes correas lo suficientemente largas, puedes colgar tu hamaca entre dos árboles con una distancia de hasta 6 metros.

Una vez colocadas las correas, engancha los extremos de la hamaca a las correas con mosquetones o ganchos.

Si no tienes correas para los árboles, puedes utilizar cuerda. Sólo asegúrate de que eres un experto en hacer nudos para que la cuerda se mantenga segura alrededor del árbol.

Kits de reparación

Cualquier cosa puede pasarle a tu hamaca cuando estás en la naturaleza. Pueden aparecer enganches, desgarros, quemaduras y agujeros que empeoran con el tiempo. Pero con un kit de reparación de hamacas a mano, puedes reparar fácilmente los daños de tu hamaca antes de que se conviertan en un gran problema.

Planificar para el mal tiempo: Mantenerse seco y caliente

Aunque estés colgado al aire libre mientras duermes, puedes mantenerte caliente y seco en tu hamaca, incluso en invierno.

Equipo de preparación para la acampada dispuesto

Lonas

Una de las mejores cosas de la acampada en hamaca es poder mirar las estrellas mientras te meces lentamente hasta quedarte dormido. Pero las noches no siempre estarán despejadas, y es posible que te encuentres con una tormenta de vez en cuando.

Para protegerte de los elementos en las noches de viento, lluvia o incluso nieve, cuelga una lona sobre tu hamaca. La mayoría de las lonas para hamacas pueden convertirse en un refugio tipo tienda de campaña.

Las lonas varían en forma, tamaño, grosor y peso. El tipo que elijas dependerá de la cobertura que desees y del peso extra que estés dispuesto a llevar.

Pero asegúrate de que la lona cubra a lo largo de la línea de cresta y la anchura de la hamaca, y que se extienda hasta unos 15 a 20 centímetros más allá de cada extremo de tu hamaca.

Las lonas grandes, de cobertura total y para las cuatro estaciones, son ideales para protegerse del frío, el viento y la nieve durante el invierno. Te permiten una mayor privacidad, con mosquiteras y puertas para un mayor resguardo. Se asemejan a una tienda de campaña montada que proporciona una protección completa para su hamaca.

Para instalar las lonas de las hamacas, necesitarás líneas de sujeción y cuerda o cordón para suspender la lona. Coloca la lona sobre la línea de cresta para crear la forma de una tienda de campaña.

Edredones

Los edredones para hamacas están en la cima de la lista del equipo de acampada en hamacas de invierno que necesitas. Los edredones para hamacas proporcionan una capa extra de aislamiento para ayudarte a mantener el calor por la noche cuando la temperatura desciende.

Como estarás suspendido sobre el suelo y expuesto al aire libre, el aire que fluye por encima y por debajo de ti te hará pasar frío por la noche. Esta incómoda sensación de frío se conoce comúnmente como "síndrome del culo frío".

Los edredones para hamacas están hechos de un material aislante, ya sea plumón o sintético, para mantenerte caliente y evitar el "síndrome del culo frío" incluso en invierno.

En Amazon puedes encontrar edredones aislantes especiales para pasar una noche de invierno en una hamaca. Sigue este enlace para ver el precio

Acolchados para dormir

Para un mayor aislamiento y protección contra el frío, y para una mayor comodidad, hay almohadillas para dormir diseñadas para encajar en las hamacas. En lugar de tener esquinas afiladas como los cojines de dormir tradicionales, los cojines de dormir para hamacas tienen extremos cónicos para deslizarse fácilmente en las hamacas.

Los cojines para dormir en hamacas suelen ser hinchables o estar rellenos de plumón o aislante sintético. También hay almohadillas de espuma de célula cerrada.

Algunos campistas utilizan almohadillas y sacos de dormir para aislar en climas cálidos. Y luego añaden edredones cuando acampan en los meses más fríos.

Almohadas

Las almohadas también ayudan a mantener la cabeza aislada y cómoda para dormir mejor en una hamaca. Algunos cojines para dormir ya vienen con almohadas.

Pero si estás comprando una almohada para hamaca, busca una que funcione bien tanto en temperaturas cálidas como frías, es decir, una almohada hecha con materiales de vellón y microfibra.

Las almohadas también son fáciles de meter en una bolsa y son ligeras de transportar. Así que el poco espacio que ocupan merece la pena por la comodidad extra que tendrás mientras duermes.

No importa el tiempo que haga, con el equipo de hamaca adecuado, podrás disfrutar al máximo de tus viajes de acampada en cualquier época del año.